The Powerful Mind

Did you know that the human mind is powerful, and most of the time underestimated? If all of us knew how to channel our thoughts in a positive way, life would be easier and way more practical.

Recently we read in an article that Dr. Masaru Emoto of alternative medicine, studied how words can affect positive or negative human’s psychology. By telling positive and negative phrases to bottled water, he studied how each sentence affect the ice cristal structure of the water once it was frozen. The study showed up that the bottles with positive messages formed beautiful crystals or snowflakes while negative messages formed complicated crystals. The final question is, if the human body is made up of 70% water, how words and thoughts affect us?. Put on your “happiness” glasses and see how life shows you how beautiful and wise it’s.

SISTERLY STYLE

¿Sabías que la mente tiene un poder que, la gran mayoría de las veces subestimamos? Pues si todos supiéramos canalizar nuestros pensamientos de una manera positiva, la vida sería mucho más fácil y mucho más práctica.

Hace poco leímos en un artículo que el doctor Masaru Emoto de medicina alternativa, hizo un estudio para ver cómo las palabras afectan la psicología humana. Mediante botellas de agua que luego se congelaban, se estudiaba cómo cada frase que se le decía al agua envasada reaccionaba y construía la estructura del hielo en cristales. El estudio demostró que las botellas con mensajes positivos habían formado cristales bellos mientras que las de mensajes negativos formaron cristales complicados. La pregunta final es, si el cuerpo humano está constituido en un 70% de agua, como nos afectan las palabras y el pensamiento? Imagina si es un pensamiento o una frase positiva. Ponte las gafas de la felicidad y del agradecimiento y verás como la vida te demuestra o hermosa y sabia que es.

Sisterly StyleSisterly StyleSisterly StyleSisterly StyleSisterly StyleSisterly StyleSisterly StyleSisterly StylePhoto-14-11-13-1-08-06-p.m.

Look

Sisterly Style

Shoes

NINE WEST